“The Gray Man”: Ryan Gosling se enfrenta a Chris Evans en una película de agentes secretos


Los hermanos Russo, responsables de las últimas “Avengers”, juntaron a dos de los más taquilleros de Hollywood y a la estrella en ascenso, Ana de Armas, en un gran despliegue de producción, pero con un resultado tibio
 

Es una película de acción, por momentos se siente como un western, pero se parece más a una exponente del género de espías, de esas que Paul Greengrass hacía tan bien en la saga de Jason Bourne. Los hermanos Russo, responsables de cuatro películas de Marvel Studios, vuelven a trabajar para Netflix, esta vez como directores, para enfrentar a Ryan Gosling (La La Land, Dos tipos peligrosos) vs Chris Evans (Capitán América: El soldado de invierno, Snowpiercer) en un duelo que prometía un choque de titanes y entregaron no más que un título entretenido.


Chris Evans como Lloyd Hansen. (Paul Abell/Netflix)

Ryan Gosling interpreta a un asesino de la CIA que fue reclutado cuando cumplía una condena por un hecho que nos enteraremos muy adelante en la película.


Esta unidad ultrasecreta de operaciones encubiertas está compuesta por varios “hombres grises” que operan en las sombras y Court Gentry (Gosling) es uno de ellos.


Enviado a cumplir una misión, descubre que sus empleadores esconden algo turbio y aprovecha la oportunidad para llevarse un medallón con un chip que contiene pruebas que complicarían a su propia agencia.


Suzanne Brewer (Jessica Henwick) y Carmichael (Regé-Jean Page), sus jefes, deberán recuperar esa información y envían al peor de los asesinos a atrapar al agente rebelde.


Chris Evans, con bigote y prendas bastante al cuerpo, interpreta a Lloyd Hansen, el encargado de llevar adelante la cacería. En el medio, Dani Miranda (Ana de Armas), otra agente, deberá elegir un bando para el cual pelear.


"The Gray Man" es el título original de la película. (Netflix)