La secuela de “Tomb Raider” se cancela y la franquicia pierde a Alicia Vikander


Los derechos cinematográficos de la saga ya no pertenecen a MGM y serán ofertados en el mercado de los estudios de cine de Hollywood
 

No veremos más a Alicia Vikander como Lara Croft en sus aventuras como protagonista de la saga Tomb Raider.


Según nueva información, la compañía cinematográfica MGM perdió los derechos cinematográficos de la franquicia basada en el famoso videojuego y, por ende, la actriz sueca ha dejado de estar vinculada con el proyecto. ¿Veremos a una nueva intérprete de Lara en pantalla o el personaje no volverá al cine?

El 29 de julio, The Wrap reportó que MGM tuvo la posibilidad de dar inicio a la secuela hasta mayo de este año y cruzó el tiempo límite. Ahora, el título será ofertado en el mercado de los estudios de cine de Hollywood, pero no sabe aún cuál será el que obtenga los derechos para desarrollar un nuevo live-action que probablemente se tratará de otro reboot al no contar más con la ganadora del Oscar en el protagónico.


Alicia Vikander dio vida a Lara Croft, y fue la segunda actriz en interpertarla en el cine después de Angelina Jolie. (Warner Bros.)

Los derechos para continuar con más películas volvieron a la compañía de videojuegos, luego de que esta se uniera a GK Films, del productor Graham King, para “representar la propiedad intelectual”, sostiene el informe. En 2011, la empresa de King adquirió los derechos de la franquicia de Square Enix y está considerado las ofertas más interesantes para llevar esta historia al cine por tercera vez.


El éxito de las dos versiones de Tomb Raider

Tomb Raider se estrenó en 2018 y recaudó cerca de 275 millones en su taquilla a nivel mundial, además de traer una visión refrescante tras las dos exitosas películas que protagonizó Angelina Jolie en 2001 y 2003 (que generaron 432 millones de dólares de ganancias en todo el mundo).


Cada versión se basó en dos etapas distintas del videojuego, mientras que Jolie dio vida a la arqueóloga basándose en el diseño noventero, Alicia Vikander interpretó a la Lara que conocemos desde el reinicio de 2013.


MGM perdió los derechos cinematográficos de la franquicia y no podrá desarrollar una segunda entrega. (Warner Bros.)