La propuesta de auto solar accesible muestra su modelo definitivo


Luego de meses de pruebas y correcciones, el auto de Sono Motors, con su carrocería cubierta de paneles solares ultradelgados, exhibe su forma final. Empezará a fabricarse en Finlandia en 2023
 

Muchas veces, las nuevas startups que intentan mostrar un avance tecnológico que les permita entrar a industrias tan grandes y complejas como la automotriz, quedan en el intento de lograr esa financiación necesaria para concretar sus proyectos.


Ha sucedido, sucede y seguirá siendo parte del mundo de los negocios. Lo que ocurre es que ahora, con el advenimiento de la movilidad sustentable, crear un automóvil eléctrico resulta más accesible de lo que insume fabricar un auto convencional.


Una carrocería agradable, paquetes electrónicos genéricos y motores eléctricos y baterías, pueden ser ensamblados en superficies relativamente chicas, y no requieren líneas de montaje, robots ni tampoco demasiado personal.


Pero no todos los proyectos son necesariamente eléctricos, como es el de Sono Motors, una pequeña compañía alemana que comenzó a trabajar hace ya 6 años en el desarrollo de una tecnología propia de celdas solares ultradelgadas y más eficientes, capaces de ser montadas en cualquier parte de la carrocería de un vehículo y no únicamente en las partes como techo, capó y baúl, que por su ubicación quedan en posición directa hacia la luz solar.


Las pantallas solares están ubicadas en todos los ángulos posibles que la corrocería permita, como puertas y guardabarros, y no solamente en el techo como es frecuente en autos solares

Esto se debe a que utilizan un modo especial para alojar las células, incrustadas dentro de un polímero, lo que las protege ante las inclemencias del tiempo y también ante eventuales golpes.


Este polímero transparente es más liviano que la chapa o el aluminio, y como reemplaza esos materiales en las zonas donde se instalan los paneles, permiten que el auto, además de tener 456 recolectores de luz solar en toda su carrocería, sea más liviano y eficiente.


El auto se llama Sono Sion, es eléctrico pero a la vez solar, es decir, un Solar electric Vehicle (SEV), que si bien se puede enchufar a la red, tanto pública como doméstica de distinta potencia, tiene la capacidad de almacenar energía solar suficiente para poder funcionar sin consumir electricidad externa, es decir, solo con estar bajo el cielo, incluso nublado durante las horas de luz diurna.


El sistema de polímeros transaparentes para almacenar las células fotovoltáicas está