La molestia de Rob Halford cuando Judas Priest ganó el Musical Excellence Award


El premio que ha recibido la banda británica no fue del todo bien recibido por los fans cuando se enteraron y, como admite el vocalista, tampoco desde el seno del grupo.
 

Aunque de primeras el hecho de entrar en el Rock And Roll Hall Of Fame puede resultar algo reseñable para una banda, la manera en la que lo ha hecho Judas Priest no ha sido la soñada por la mayoría (ni por los aficionados ni por el respetable).


¿Por qué un Musical Excellence Award a Judas Priest?

Arizona Republic estuvo hablando con Rob Halford sobre el Musical Excellence Award y de cómo fue la recepción de la noticia de que Judas Priest eran los ganadores de dicho premio. El cantante dijo

«¿por qué no nos han dado el mismo título que a nuestros amigos. Black Sabbath, por ejemplo. Hay una categoría diferente, ¿no? Estaba enfadado, estaba un poco. Al final del día, ¿eso importa?
Algunos días digo ‘da igual, estamos en el Rock And Roll Hall Of Fame. Sé agradecido y cállate la boca’. Y otros estoy como ‘diablos, ¿por qué nos dan el Musical Excellence Award?’, porque suena como muy grandioso, el premio reservado para bla bla bla… y yo pienso en que quiero estar con ese puñado de músicos que tienen el de mejor performance o cualquiera como el que tienen.


No sé por qué nos han dado el Musical Excellence Award. No tengo ninguna pista. Solo me siento como… bueno, si Sabbath tiene uno de estos, ¿por qué no podemos tener uno como ese? No es que esté celoso de Sabbath. Solo hablo de la categoría que les dieron. ¿Por qué ponen esas categorías en esa maldita cosa? Por qué no dicen: ‘Bienvenidos. Están en el Rock And Roll Hall Of Fame’ y lo dejan así.


Muchos de nuestros fans se preguntaron qué demonios era eso y decían que somos un grupo genial, una banda excelente, ¿pero por qué poner Musical Excellence? ¿Por qué no darnos uno como el que tiene todo el mundo? Sé que parece una tontería, pero es frustrante. Y en el otro lado es como ‘genial. Todo el mundo tiene uno y a nosotros nos arrasan con este’ (risas). Judas Priest sigue siendo el Rodney Dangerfield del heavy metal. No pueden no ser respetados».